Recientemente ha sido publicada la Ley 6/2017 de 24 de Octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo autónomo. Entre otras novedades fiscales, queremos destacar las relativas a los gastos que podrán ser deducibles en algunos casos para los trabajadores autónomos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

Seguros de Enfermedad. Serán deducibles las primas del seguro de enfermedad del Autónomo, su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con ellos, con un máximo de 500 euros anuales por cada miembro de la unidad familiar,  ampliándose a 1.500 euros en caso de discapacidad.

Gastos de Manutención: En determinadas actividades profesionales o empresariales, los gastos de manutención relativos a restauración y hostelería podrán ser deducibles siempre y cuando se abonen por cualquier medio electrónico de pago y con un límite diario respecto al importe total.

Gastos de Suministros: Para los autónomos que desarrollen su actividad profesional o empresarial en su propio domicilio, podrán deducir los suministros correspondientes a teléfono, luz, agua, gas e internet en un porcentaje del 30% de acuerdo a los metros cuadrados afectos a la actividad.

Todo ello de acuerdo a la vinculación de dichos gastos con la actividad por cuanta propia que desarrolle el Autónomo.